banner_post

Amazon Go, compra sin colas y “sin pagar”

La tecnología la evidenciamos está con nosotros en todo momento. Y para Amazon no es la excepción. Por eso, la llegada de Amazon Go es algo que podría cambiar la forma en que compramos.

¿Qué lo hace especial? ¡Fácil! Aquí, la única “obligación” es tener la aplicación de Amazon en el teléfono y pasarla por unos escáneres antes de ingresar.

¿Cómo funciona Amazon Go?

El funcionamiento de este sistema de compras es sumamente sencillo. Una vez dentro del local, los compradores simplemente van poniendo lo que necesiten en su bolsa y al salir de la tienda, todo lo que “compren” se cargará en su cuenta de Amazon.

¿Y si no hay cajas como se cobrará cada artículo? Según, todo se hace mediante un complejo sistema de cámaras, sensores e inteligencia artificial que enlaza a una persona con el teléfono que escanea a la entrada.

Ahora, una vez que el usuario saca un objeto del mostrador, el sistema lo detecta y lo pone en la lista de compras. Sin embargo, si ese objeto se devuelve a su lugar de origen, se elimina de la lista.

Pero, ¿se puede engañar al sistema? Para demostrarlo, un periodista del New York Times que estuvo de visita en la tienda intentó hacerlo (con el permiso de Amazon). Para ello, escondió un pack de latas de bebida bajo su chaqueta pero al salir, igual se lo cobraron porque las cámaras detectaron el objeto.

Como todo, es posible que en algún momento haya algún error en el sistema y este falle. Es posible que, cuando la gente llene la tienda es probable que aparezcan historias sobre productos cobrados de menos o de más. Aún así, Amazon dice  estar seguro en lo confiable y funcional de su sistema como para abrir su tienda al público.

Actualmente, solo encontramos esta tienda en Seattle, Estados Unidos y aunque la compañía dice por ahora no tener planes de abrir más tiendas. Igualmente, no cabe duda de que si este experimento resulta exitoso, se irá expandiendo lentamente por otras ciudades.

¡Qué bien es poder comprar si tener que hacer largas colas en supermercados para pagar! ¿Te animarías a comprar allí?