Así ganó casi un millón de dólares en su primer envío

El poder del emprendimiento es uno de los principales motores para la economía del mundo y así  es como un empresario de Guatemala hizo casi un millón de dólares en su primer envío.

“Hay dinero en todos lados, sólo hay que buscar la manera de ganarlo”, eso es lo que dijo Marco Vinicio Sosa al hablar de su primer envío.

Vinicio es un guatemalteco que, a los 28 años, fundó Recelca, la primera compañía recicladora de equipo de cómputo y electrónicos de Guatemala.

En Envíalo, conquistando fronteras,  somos partidarios del emprendimiento, de lograr sus sueños y alcanzar esa meta que tanto desea.

La historia del primer envío

Vinicio cuenta con una licenciatura en Economía y maestría en Finanzas, Vinicio trabajaba en una compañía cementera como analista financiero en el área de Desarrollo de Negocios.

Se pudo conocer que siempre sintió interés en el reciclaje, un día leyó una publicación que hablaba sobre el reciclado de equipo de cómputo.

“Me enteré que esta actividad crecía a nivel mundial, además del daño que hace al medio ambiente botar estos aparatos como basura común, porque contienen minerales tóxicos”, dice.

El artículo le dio la idea para comenzar su emprendimiento en su natal Guatemala. Sus ratos libres los ocupó para investigar cuál era la situación del reciclado de equipo de cómputo y electrónico.

El visionario dijo que descubrió que en su país no se hacía nada, por lo que decidió en 2010 comenzar de manera formal con un capital de 10,000 dólares del ahorro familiar.

Todo tiene un comienzo

“Tenía muchas ganas de hacer el negocio, pero no sabía mucho cómo era el reciclaje de electrónicos. Casi todo 2009 investigué qué iba a hacer, aunque mi idea era llenar un contenedor y enviarlo a un comprador”.

Anotó en una libreta los posibles compradores e hizo una lista de 300 empresas del giro. “Les escribí y sólo me respondieron tres: dos me cuestionaron quién era yo y por qué les escribía. La tercera me habló por teléfono y se convirtió en mi socio”. TBS Industries es la refinadora que compra el desecho a Recelca.

El negocio consiste en recopilar equipo de cómputo y electrónicos, desarticularlos, clasificarlos como alto grado (tarjetas madre) y bajo grado (periféricos y otros); llenar contenedores y enviarlos al refinador, quien hace la disposición final de ellos.

Vinicio viaja a Filadelfia para ser capacitado por su socio. A su regreso renta una bodega y vehículos para hacer el acopio, pero quienes manejaban los tiraderos de basura no le dejaban entrar, entonces se dirigió a las empresas para comprar el equipo que ellos desechan.

Después de un año envió su primer contendor con 18 toneladas por barco a la recicladora de su socio por 700 mil dólares.

Con información de Forbes Mx.

Soporte en línea...