El comercio electrónico superando a las PYMES

Podemos ver cómo está el comercio electrónico superando a las PYMES. Y esto no ha sido sorpresa por su crecimiento en los últimos años. La popularidad que gana cada día se incrementa a número que dejan pensando a las empresas que no se adaptan a la tendencia.


El problema radica en la baja implementación del ecommerce en las pequeñas y medianas empresas. Por citar un ejemplo, en la Unión Europea dos de cada diez  empresa poseen actividad con algún tipo de comercio electrónico.


En muchos casos, están orientadas a ventas dentro de un mercado nacional. Esto se debe principalmente a las diferencias de legislaciones entre cada país.


Y es que el tamaño de las empresa está convirtiéndose en un factor diferenciados en lo que al alcance del ecommerce se refiere. Casi la mitad de las empresas de gran envergadura cuentan con presencia digital.  


No obstante, las pequeñas y medianas empresas se reducen a un 18% y 29% respectivamente. Esta cuota del mercado cada vez es más llamativa debido a la falta de actualización de los sistemas electrónicos.


Se determinó que estas pequeñas cuotas de mercado tienen a implementar plataformas digitales. Pese a que el 85% de ellas disponen de páginas web y encuentran complicaciones en este apartado.


Incremento de ventas por Internet para un fuerte comercio electrónico que supere a las PYMES

En cualquier caso, el crecimiento del comercio electrónico es abismal. Su notable evolución lo ha hecho pasar de ser un simple catálogo de productos o servicios dentro de una página estática a uno de los medios más eficaces para hacer negocios.


Actualmente, este crecimiento se ha visto evidenciado globalmente en el aumento del volumen de usuarios y sitios comerciales. Además, la inversión en publicidad ha sido una excelente plataforma para desarrollarlo exponencialmente.


Esto, se debe a que se pueden realizar negocios sin tener que realizar grandes inversiones y con la facilidad de hacerlo desde casa u oficina. Solo se requiere una computadora, Internet y un producto o servicio que ofrecer.


Podríamos llegar a decir que el comercio electrónico se está convirtiendo en una cultura. Básicamente por las bondades que ofrece a los usuarios: comodidad, seguridad, facilidad de pagos, evita desplazamientos, horarios y otras situaciones que pueden llegar a ser incómodas.


El simple hecho de poder tener todo lo que deseas a un clic de distancia gracias al Internet, permite al comercio electrónico internacional satisfacer las necesidades de millones de usuarios simultáneamente.


Podemos observar una clara tendencia del mercado electrónico a través del auge de los teléfonos inteligentes y cómo es posible estar conectados en todo lugar y momento. Poder adquirir productos y servicios a través de aplicaciones, páginas web y más. Todo esto, sin tener que desplazarse a los establecimientos.


En conclusión, las PYMES deberán adaptarse a estas nuevas tendencias del comercio electrónico para que su crecimiento y rentabilidad continúe en crecimiento. De lo contrario, habrán perdido la batalla y podríamos decir que vemos el comercio electrónico superando a las PYMES.

Soporte en línea...