banner_post

¿Conoces las cajas automontables?

Dentro de los materiales que se usan para el proceso de embalaje, las cajas son, quizá, lo más importantes. Debido a que existen muchos tipos, quisiéramos saber si conoces las cajas automontables.

Sus usos son variados y es una de las cajas más sencillas de armar. Además, otra de sus ventajas es, sin duda, la capacidad de ser reutilizada.

Esto es un punto importante respecto a las últimas tendencias ecológicas, entre las que destaca la regla de las 3R (reutilizar, reciclar y reducir).

Para que conozcas un poco más sobre este tipo de empaques, deberás leer completamente este artículo.

¿Conoces las cajas automontables?

Con las premisas mencionadas anteriormente, podemos darle paso a la definición de cajas automontables.

Estos empaques también se conocen como cajas postales y están caracterizadas por su facilidad para trasladarse y armarse.

A continuación te mostraremos algunas de las características más relevantes de este tipo de cajas.

Son de tamaños pequeños

A diferencia de muchas cajas que se utilizan en las empresas de envíos, las cajas automontables o postales tienen tamaños reducidos.

¿Cuál es la razón? Que su traslado, de esta manera, es más sencillo y puede realizarse con menos personal.

Dicho esto, es importante resaltar que el tamaño puede ser indicado por la empresa para el proveedor.

Esta es otra de las mayores ventajas que tienen las cajas postales, pues pueden ser fabricadas de acuerdo a las necesidades de los envíos.

No obstante, existen unas medidas estándar para este tipo de cajas:

  • Alto: 10 centímetros

  • Lateral: 20 centímetros.

  • Frente: 31 centímetros.

  • Grosor: 3- 4-5 milímetros.

Aún así, te recomendamos contactar con fabricantes que puedan recibir pedidos personalizados.

Son ideales para envío delicados

De acuerdo a los tamaños que te hemos indicado, seguramente te preguntarás para qué sirven estas cajas.

Como son de tamaño limitado, las cajas postales están diseñadas, principalmente, para envíos delicados.

Esto se debe a que la mercancía podrá viajar más segura con un empaque adaptado a su forma, además de estar protegida como si se tratara de una caja de cartón grande.

Los productos que generalmente son empaquetados en este tipo de cajas son:

  • Perfumes.

  • Cosméticos.

  • Comida.

  • Ropa delicada.

  • Ropa interior.

  • Perfumes.

  • Documentos importantes.

Sin embargo, éstas son solo algunas de las cosas que pueden ir empaquetadas dentro de las cajas postales. Existen muchos otros productos que también pueden viajar con ellas

Contrario a lo que puedas pensar, la mercancía que se empaqueta en las cajas de cartón automontables están perfectamente protegidas.

A continuación te explicaremos el porqué.

Son muy seguras

Las cajas de cartón automontables no necesitan de materiales externos para ser selladas, como pueden ser las cintas o pegas de embalaje.

Pero esto no quiere decir que sean inseguras, o que no queden bien cerradas. Al contrario, las cajas postales son unas de las más confiables del mercado.

Esto se debe a que su forma y las características que hemos mencionado anteriormente (como facilidad de armado y material resistente) aseguran que los productos que estarán ahí dentro no se moverán de lugar.

No obstante, si crees que es preciso colocar cinta adhesiva en todo alrededor de la caja, ¡adelante! Esto también podría reforzar la seguridad de las cajas.

Pueden personalizarse

Otra de las ventajas de las cajas automontables, es la posibilidad de personalizarlas con tu marca.

De esta manera estarás ahorrando costos correspondientes a la publicidad, además de darle un toque original al envío.

Y no solo podrás colocarle el logo de tu marca, sino que también podrás ponerle algún tipo de material para adornarla y regalarla a un ser querido.

Esto se debe a que su superficie plana permite una gran variedad de opciones para hacer del empaque toda una experiencia única.

Ahora que ya sabes todos los beneficios que dan las cajas de cartón automontables, solo queda que elijas los tamaños que más se adapten a tus envíos.

Recuerda que tus envíos delicados deben ser tratados de la mejor manera posible, por eso las cajas postales son las indicadas. ¡Confía en ellas!