banner_post

Descubre el fleje de poliéster para embalaje

Dentro de todos los materiales que sirven que se usan para el empaquetado, existe uno que quizá no es muy conocido. Descubre el fleje de poliéster para embalaje.

Para tener mejores resultados en cuanto al flejado se refiere, muchos proveedores comenzaron a comercializar el fleje de poliéster. Está hecho de polímeros y es una de las opciones que podemos emplear frente al fleje de acero.

Son muchas las ventajas que rodean a este tipo de fleje y que quizá no conoces. Sus propiedades no son solamente económicas sino también de forma, razón por la cual muchos almacenes están implementando esta alternativa para su embalaje.

Para comentar de manera más específica cuáles son las características de este fleje de poliéster, hemos decidido crear este artículo que seguro te interesará.

Descubre el fleje de poliéster para embalaje

Antes de comenzar a explicar todos los aspectos importantes del fleje de poliéster para embalaje, es necesario que sepas cuál es su definición.

En este sentido, es importante que sepas que la materia prima con la que se hace este fleje es polímero homónimo, que no pierde muchas de sus propiedades y por lo mismo resulta muy, muy resistente.

Para hacer esto posible, cada empresa fabricante tiene su manera de hacer el fleje de poliéster. Sin embargo, uno de los métodos más utilizados es el de la unión de material virgen con recuperado.

Por cuestiones de ahorro y de economía al momento de fijarle un precio, la mayoría de los fabricantes prefieren utilizar esta técnica que no deja de ser segura y confiable para ser utilizada en cajas de grandes tamaños.

Ventajas del fleje de poliéster

Ahora que ya conoces de qué se trata este material, ahora vamos a explicar cada una de las ventajas que lo hacen ser una de las mejores opciones.

  • Es reciclable: Debido a los movimientos ambientalistas que han ido aumentando en los últimos tiempos, el reciclaje es un elemento que tiene que estar inmerso en los materiales de embalaje. El fleje de poliéster es uno de ellos.

  • Es más amigable que el fleje de acero: Si comparamos los flejes de acero con los de poliéster, podemos concluir que éste último es más amigable que el primero.
    A diferencia de los flejes de acero, el de poliéster no se oxida, no se mancha y es mucho más sencilla de manejar.

  • Es adaptable: El fleje de poliéster es uno de los más adaptables, tanto en la forma como para transportarlo de la empresa proveedora hasta los almacenes. Esto es importante si se trata de reducir los costos, pues se usa de distintas formas atendiendo todos los tipos de empaquetado.

  • Es ideal para todo tipo de cargas: Unido a lo mencionado anteriormente, el fleje de poliéster es uno de los más versátiles en cuanto al uso, pues puede soportar cargas muy pesadas, de mediano y también pequeño tamaño.

  • Es estable frente a las vibraciones: Otra de las principales propiedades del fleje de poliéster es su estabilidad frente a las vibraciones propias del transporte, lo que es positivo en cuanto a la seguridad se refiere.

  • Es resistente ante los cambios de temperatura: El fleje de poliéster es ideal si se trata de empaquetados que van a experimentar cambios de temperatura, pues su material es resistente a ellos.

  • Puede personalizarse: Una de las características más representativas del fleje de poliéster es que puede ser personalizado con la marca de tu empresa, lo que puede ayudarte con el proceso de identificación dentro de las estrategias del marketing.

Ahora que ya conoces la definición y las principales ventajas del fleje de poliéster, no queda más que utilices este material como uno de los principales para el proceso de embalaje.

Como verás, son muchos los beneficios que puedes encontrar al implementar este tipo de fleje en el empaquetado de todas tus cajas, no importa si éstas son pequeñas o muy grandes. ¡Únete a las nuevas opciones del mundo del embalaje y aprovecha de mejorar el espacio de tu almacén!