Materiales para embalaje: Las cajas de polipropileno celular

Los materiales de embalaje están en constante avance, por lo que cada vez descubrimos nuevas formas de hacer cajas. Entre ellas éstos se encuentra el polipropileno celular, del que hablaremos en este artículo.

Para comenzar, es necesario que sepas en qué consiste este tipo de material. El polipropileno celular está hecho a base de polimerización del propeno, teniendo como resultado un polímero termoplástico.

Para explicarlo de una manera más práctica, se trata de un cartón fusionado con plástico que se usa para el embalaje de diversa cantidad de productos, entre los que destacan los que serán enviados.

Dicho esto, vamos a comentar algunas de las características, ventajas y usos más frecuentes del polipropileno celular.

Materiales para embalaje: Las cajas de polipropileno celular

El polipropileno celular es uno de los materiales de embalaje más fáciles de manejar. Se trata de planchas de cartón que se adaptan a tamaños y formas dependiendo del uso que se le vaya a dar.

Antes de ser armadas, estas cajas tienen la posibilidad de plegarse con facilidad, lo que permite un ahorro del espacio y un mejor transporte.

Sumado a ello, la ligereza de este material lo convierte en uno de los favoritos en la industria del embalaje.

Esto se debe a que no es para nada pesado, y si le agregamos su facilidad de manejo, sin duda podemos decir que es un material totalmente amigable.

Ventajas del polipropileno celular

Ahora que ya conoces de qué se trata el polipropileno celular, ahora es necesario explicar algunas de sus ventajas.

A continuación mencionaremos las más destacadas de este material para embalaje.

  • Resistencia: Las cajas que son hechas a base de polipropileno celular son muy resistentes. Contrario a lo que puedas imaginar, no se trata de un empaque de cartón tradicional, sino de uno mucho más apropiado para resistir los embates de un envío a larga distancia.

  • Facilidad de manipulación: Como te mencionamos anteriormente, las cajas de polipropileno celular pueden ser moldeadas fácilmente por los fabricantes.
    Esto, a su vez, conlleva a otras ventajas para las empresas de envíos, como podría ser la adaptación a tamaños y formas según sus necesidades.
    Además, al momento de ser guardadas en  los almacenes, las cajas de polipropileno celular no tienen mayores complicaciones. Al contrario, ahorran espacios y son más cómodas.

  • Impermeabilidad: Al tratarse de un material que contiene plástico, las cajas de polipropileno celular pueden resistir la humedad e incluso el contacto directo con el agua.
    Este es un beneficio sumamente importante sobre todo cuando son envíos largos o por vía marítima.
    Además, su impermeabilidad también aplica al contacto con agentes químicos. De esta manera, la mercancía que viaja en el interior de estas cajas puede hacerlo con total seguridad.

  • En armonía con las 3R: Otra de las ventajas que tienen las cajas de polipropileno celular es que están en armonía con la regla de las 3R: reutilizar, reciclar y reducir.
    En el primero de los casos, la reutilización es totalmente posible porque se trata de un material resistente que no necesita ser desechado en el primero uso.
    En el reciclaje, las cajas de polipropileno al estar constituidas también con cartón, pueden pasar por este proceso para crear otros productos.
    Finalmente, la reducción consiste en que las cajas de polipropileno celular permiten una mayor inclusión de productos en menos espacio.  

Sin duda, el polipropileno celular es uno de los materiales de embalaje con mayores ventajas en el mercado.

Su versatilidad y variedad de usos hacen de las cajas de polipropileno celular uno de los materiales indispensables dentro de cualquier almacén.


Soporte en línea...