Se asoman nuevos retos para el transporte marítimo mundial

Uno de los temas más representativos para las empresas de transporte y logística en todo el mundo es el transporte marítimo.

Especialmente por el impacto en el medio ambiente y es por ello que todas las empresas de envíos ajustan sus procesos para que todo funcione sin afectar el medio ambiente.

Se estima que para el 2020 las autoridades responsables de la administración de los puertos marítimos para disminuir la emisión de azufre.

En Envíalo, conquistando fronteras, estamos en pro del medio ambiente desde este 2016 diseñamos estrategias para minimizar las emisiones tóxicas al medio ambiente.

Con esta acción, empresas de todo el mundo definen al 2020 como año límite para rebajar definitivamente las emisiones de azufre.

Tal vez quiera leer sobre… Qué es la consolidación de mercancía para los envíos

El transporte marítimo mundial y su visión de cambio

Envíalo junto a otras empresas se unen al movimiento que buscará mejoras al diseñar estrategias y cumplir la declaración de intenciones sobre este tema.

En este sentido, la resolución afecta directamente al sector de transporte marítimo de mercancías internacional, ya que son numerosas las mercancías que se mueven por mar.

Esta no es la primera vez que se sugiere firmar un tratado de esta naturaleza, De hecho, el Consejo y el Parlamento europeos aprobaron hace cuatro años reducir el contenido de azufre.

La condición de este pacto se basó, únicamente, en el contenido de azufre en los combustibles marinos, una medida a la que ya se tuvieron que adaptar las empresas de logística.

Incluyendo las agencias de transporte que desarrollan su actividad no sólo en américas, sino en algún país de la Unión Europea.

Un tratado que va más allá del bienestar

Según los voceros de la organización, el objetivo no es otro que hacer que el transporte de mercancías sea más respetuoso con el medio ambiente.

Se pudo conocer que para ello, se decidió reducir el contenido máximo de azufre en los combustibles de las embarcaciones.

En estudios publicados recientemente, en 2015 se pasó del 1% al 0,1% en las zonas de control de emisiones (lugares vulnerables contra este elemento químico, tales como el mar Báltico); mientras que en 2020, con carácter general, se reducirá al 0,5% (actualmente ese límite se sitúa en el 3,5%).

Existen condicionantes para este tratado pero aún se mantienen en desarrollo para beneficio del sector y, especialmente, del mundo.

Soporte en línea...